Podrán pasar décadas

Y yo podré tener 80 años y estar en mi lecho de muerte, pero aún así, Harry Potter me seguirá emocionando.

Noviembre, allá vamos.

Anuncios